Reserve su estancia en nuestra página web y obtenga el mejor precio garantizado

Relais et Chateaux

NUESTRAS FORTALEZAS

UNA MEJOR FORMA DE VISITAR LA REGIÓN

Visite Marrakech y sus palacios y monumentos, disfrute de un paseo por el centro de la ciudad o la medina en un coche de caballo, descubra el encanto de los zocos, participe en una excursión a las montañas del Atlas en un 4×4 a lo largo de las pistas de los bereberes o cruce el palmeral en un sidecar. No querrá perderse ninguna de las maravillas de la “Ciudad Roja” y sus alrededores. Todo nuestro equipo está disponible para ofrecerle la información y los consejos sobre viajes, excursiones y los sitios culturales declarados Patrimonio de la Humanidad. Descubra nuestra oferta turística

UNA GASTRONOMÍA RESPONSABLE

Compartimos el compromiso de Relais & Chateaux para preservar la cocina mundial y por lo tanto en nuestro restaurante promovemos conocimientos basados en la gastronomía local.
Nuestra cocina respeta las estaciones del año y la mayor parte de los productos que utilizamos son producidos localmente. El chef tiene sus fuentes para un pescado excepcionalmente fresco de los barcos de pesca de la costa atlántica. Nuestras mermeladas son caseras y también compramos dulces de una cooperativa local de mujeres de marineros. Garantizamos una calidad suprema de mantequilla y quesos de un quesero artesanal. Estos son sólo algunos de los criterios que nos ayudan a dar una dimensión de responsabilidad social a una cocina excepcional.

UNA NOCHE HECHA A SU MEDIDA

¿Sueña con una cena a dos? Reservamos una sala romántica para usted donde podrá disfrutar de una cena íntima con velas.¿Le gustaría organizar una fiesta o celebrar un evento familiar? Utilice uno de nuestros grandes salones o un espacio de jardín con piscina de forma privada e invite hasta 60 personas.
¿Está buscando un entretenimiento especial? Hable con nuestro equipo para ideas y sugerencias para su evento.
message@villadesorangers.com

NUMEROSOS LUGARES PARA RELAJARSE

Disfrute de inolvidables momentos de relajación en nuestros patios, jardines, terrazas privadas o públicas y en nuestros salones al aire libre e interiores con chimenea para las tardes de invierno más frescas. Usted podrá relajarse y disfrutar de un té de menta con pastelería marroquí o con un cigarro.
Dese un chapuzón en cualquiera de nuestras tres piscinas, que están climatizadas durante la temporada. Una de las piscinas tiene 16 metros de largo.
Para un momento de bienestar incomparable, nuestro Spa NUXE le invita a entrar en una atmósfera oriental bañada en esencias de pétalos de rosas o flor de azahar. Es un ambiente lujoso y confortable con 5 cabinas de masaje, incluyendo una cabina doble y un prestigioso hammam tradicional de 60 m². Con su reserva, tendrá salas totalmente privadas para sus tratamientos de Spa.

APARCAMIENTO FÁCIL

Si viene a Marrakech en coche o si alquila un vehículo a su llegada, no tendrá ningún problema para encontrar estacionamiento cerca de nuestro hotel en cualquiera de los dos aparcamientos colindantes. Para llegar, entre por el Bab Jdid y pase por el hotel La Mamounia. Tome la primera a su derecha (frente a la mezquita de Koutoubia) y continúe 100 metros para el parking a la izquierda.

A 15 MINUTOS DEL AEROPUERTO

La Villa des Orangers está a sólo 15 minutos del aeropuerto de Marrakech Menara. Contamos con un vehículo privado para los traslados gratuitos al aeropuerto.

VENTAJAS PARA NUESTROS HUÉSPEDES

-Nos complace informar a nuestros huéspedes que nuestras tarifas incluyen:
-Traslados al aeropuerto de Marrakech
-Desayuno
-Almuerzo a partir del mediodía hasta las 15.00 horas (no intercambiable con cena)
-Bebidas sin alcohol ilimitadas
-Servicio de lavandería
-IVA
-Wi-Fi gratuito

UNA UBICACIÓN EXCEPCIONAL

Nuestro hotel está idealmente situado para visitar todas las maravillas que Marrakech tiene para ofrecer. Estamos al pie de la mezquita de Koutoubia, a 5 minutos de los zocos y a medio camino entre el Palacio Real y la Plaza Jemma El Fna, que en 2001 fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.
Ver el plano